En mi sueño de anoche, trato de tomar un tren. Me aseguro de tener todo lo que necesito antes del viaje, un vaso de agua y dinero en efectivo. Trato de estar totalmente preparada, y quizás haya sido todo en vano. Una amiga me llama desde el otro lado del túnel para que me apure: “¡Lilita! ¡Lilita! “Estoy corriendo tan rápido como puedo, pero me doy cuenta de que estoy corriendo en el mismo lugar. Siento una total angustia al ver que puedo perderlo.

Al analizar mis sueños, me fijo en las diferentes partes de mí misma que proyecto en esta película interior. Entonces, ¿qué es lo que me temo no lograr en esta parte de mi viaje? Lo que sea que esté haciendo para esforzarme por lograrlo, no me está ayudando. Entonces … ¿qué pasaría si en lugar de esforzarme tanto preparándome para la siguiente etapa, tomo mi tren a mi propio tiempo ? Seguramente, habrá otros después de este.

Hoy, tengo la intención de vivir sin tantas consideraciones y tomar las cosas con calma. Creo el disfrutar de las pequeñas cosas y el hacerlas con facilidad.